jueves, mayo 31, 2012

El cuento de la competitividad hostil

Siempre nos han dicho, desde la escuela y con un severo refuerzo en la universidad: "Estan sentados junto a su competencia, el día que salgan al mundo laboral se van a pelear por el mismo puesto". 


Esa manera hostil de incentivar la competitividad en un grupo de personas que aún no conocen la dureza de la vida profesional la cuestioné toda la vida, es raro ver como nuestros profesores y "mentores" nos impulsan a menospreciar a las personas que nos rodean con un falso espíritu de supervivencia, en lugar de motivarnos a la cooperación y trabajo en equipo enseguida nos invitan a pelearnos con personas valiosas y que valen la pena conocer y escuchar. Desde el primer día matan el entusiasmo por emprender y querer descubrir nuevas oportunidades solamente por vendernos sueños ajenos y ambiciones que se espera que todos tengamos. 


Mientras muchos crecen con ese pensamiento que vivimos en un mundo donde el perro se come a otro perro, otros aprenden a analizar las variables de su entorno y ven que en la cooperación se encuentra una clave importante para el éxito y el desarrollo individual y colectivo.  Incluso me atrevo a decir, uno como profesional debería incentivar a la existencia de la competencia. Nos fortalece y nos mantiene alertas para nunca dormirnos en los laureles y siempre buscar más y mejores formas de producir y seguir progresando en la vida.


En mi experiencia como profesional, he conocido varios tipos de competidores, están los hostiles que buscan destruir tu establecimiento por haberte atrevido a incursionar en el mismo mercado que ellos y su magnánima maquinaria operativa (o eso es lo que suelen creer de si mismos) y están los que no tienen problemas en cooperar y contribuir al desarrollo de la industria sin que esto afecte a los objetivos estratégicos de cada quien.


Esto no quiere decir que nos vamos a compartir todos nuestros secretos y planes, pero es importante mantener la apertura para descubrir lo que sucede fuera de nuestra estación de trabajo. La cooperación te da perspectiva, atender a la competencia te da carácter. Recordemos que incluso los más grandes competidores de la industria tecnológica alguna vez cooperaron mutuamente.


Estas ideas (algo inconexas por la falta de práctica) que redacto en este post aparecieron después de ver este video en el que se muestra de una forma académica, cómo las grandes empresas cooperan de manera espontánea reforzándose mutuamente en lugar de canibalizarse y buscar el perjuicio ajeno. 





Y si no se sienten convencidos para ser más cooperativos y prefieren la hostilidad hacia sus competidores, recuerden lo que dijo Sonny Corleone en 'El Padrino': 
"Mantén a tus amigos cerca y a tus enemigos más cerca"

2 comentarios:

codeadict dijo...

Share share esa es la idea. Una actitud del no compartir es algo que he visto acá en la mayoría de los profesionales IT del Ecudor, peleando por ser el mas fuerte como si la mayoria de sus sistemas atrasados basados en Java fueran el unicos, al mas puro estilo IBM, espero que espacios como los TechDays y Campus partys puedan cambiar esta mentalidad, aunque los desarrolladores de terno y corbata ni saben que esto existe

Alejandro Varas dijo...

Te soy sincero, esos espacios en poco tiempo se han convertido en eventos de vida social y alarde. Lamentablemente ni siquiera los nuevos desarrolladores y emprendedores locales ven con claridad las cosas. Aun siguen pensando que para progresar hay que pisotear al que piensan que es un competidor cuando en realidad podria ser un colaborador en potencia.

En muy pocos lugares se ve una etica laboral donde la gente quiera compartir conocimiento y enriquecer experiencias por aca. El mercantilismo ha contaminado nuestra industria y lamentablemente nadie mas se ha dado cuenta.